Arte sacro

El arte sacro comprende las esculturas de madera relacionadas con la religión cristiana, como por ejemplo Santos, Vírgenes y Crucifijos. Estas esculturas, también apropiadas para los hogares, se adaptan especialmente para adornar iglesias, monasterios y edificios de congregaciones religiosas vinculadas con el Cristianismo.